Una gota de savia roja

Me he cansado de ser “útil”; me he cansado de correr por la vida sintiéndome útil. Ya no soy provechoso, ni adecuado: no soy de interés ni tengo fruto que sacar salvo que, una gota de savia roja se derrame sobre mi tronco gris y, produzca el milagro de un millón de flores transparentes.

Karlosh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s