Dos en uno

Érase una vez
un niño
que nació en el país de U
tenía dos bocas
Y una sola oreja
Al verlo su madre
quedó maravillada
Este niño se dijo, será grande
hablará múltiples lenguas
y escuchará sólo el lenguaje
el de la compasión,
dos en uno
Karlosh